Rodolfo

Rodolfo Orlando Luciano Guzmán


IMG_7698-01

¿Desde qué edad estas cocinando, que hacías antes de y cuál es tu edad actual?

Desde los 22 años, antes era mecánico y actualmente tengo 37 años.

¿Como entras al mundo de la cocina?

Entré en un momento de necesidad como steward. Limpiaba en el hotel Dominican fiesta.

Poco a poco me fui enamorando de la cocina, y fui aprendiendo el arte de ser cocinero. Subiendo de pantry a cocinero, de cocinero a líder de estación, luego sous chef, y ahora soy Chef de un restaurante en la ciudad.

¿Qué es lo que más te gusta de la cocina?

De la cocina me gusta todo. Yo de verdad que amo la cocina. Siento que conocí el amor cuando entré en esta carrera. No voy a decir que lo descubrí tarde, porque tenía 22, pero cambiaría sin dudarlo mis años de mecánico por haber empezado desde siempre aquí.

IMG_7714-01

¿Qué es lo más importante de ser cocinero?

Debes tener responsabilidad. Es difícil porque la cocina acapara todo en tu vida. Pero hay que cumplir al cliente, hay que cumplir a la empresa. Es una carrera donde se trabaja para hacer feliz a los demás. Y eso da una satisfacción invaluable. Debes estar comprometido a buscar la felicidad del cliente.

¿Qué es lo más difícil de la carrera?

Para mí no es difícil. No lo digo con falta de humildad ni mucho menos. Lo digo porque para mí esto es amor. Es una forma de amar al prójimo. Te duermes a las 3AM y te levantas a las 7AM porque es tu responsabilidad, es lo que te toca hacer para que las cosas salgan bien. Para complacer al cliente. Para hacerlo feliz. Por eso siempre digo que no me canso, porque siempre hago esto con amor.

IMG_7689-01

¿Como manejas tu tiempo? ¿Cuál es el secreto para tener tiempo para tu familia?

Eso si es complicado. Puede sonar egoísta pero cuando alguien está con un cocinero debe de entender que la cocina acapara gran parte de tu vida, y es un tiempo que no vamos a sacrificar. El tiempo que estamos en la cocina es sagrado, y debes de estar con alguien que entienda tu pasión. Claro en mi día libre lo dedico a mi esposa e hijos, y si salgo temprano del trabajo también todo mi tiempo es para ellos. Pero creo que lo más importante es que estén conscientes de que tu tiempo es limitado, y que respeten tu pasión y entrega a la cocina.

¿Para ti cocinar es un arte?

100%. Es tan tal que a veces uno cocina sin probar lo que está haciendo. Porque los sabores toman alma, toman cuerpo y te los imaginas en tu cabeza. Sabes si se llevan bien, si funcionará la relación de esta sal con esta hierba. Es como que estás creando algo, y cada pieza de la creación es un personaje diferente. Un personaje con personalidad, alma, cuerpo, voz. Y todos están teniendo una vida dentro de ti hasta que los pones en el lienzo, que en este caso viene siento el plato.

IMG_7673-01

¿Cómo dominicano, cuál es tu opinión de nuestra gastronomía?

Me encanta. Imagínate, tú misma lo has dicho soy dominicano. No trabajo actualmente esta cocina porque hay pocos restaurantes en el País de cocina dominicana de nivel. Pero si he trabajado mucha cocina criolla, en los hoteles en los buffet dominicanos, por ejemplo. Solo que no he estado en un lugar aún donde hagan cocina dominicana de nivel y pienso que cuando uno busca aprender técnicas nuevas e interesantes por eso tiende a irse por los restaurantes de cocina internacional.

Nuestra cocina tiene unos sabores muy particulares. Es muy natural, no cocinamos con productos enlatados. Usamos muchas hierbas frescas como el orégano, el cilantro. Muchos sabores fuertes como la bija, el ají titi. Nuestros ingredientes son especiales. Tenemos una mezcla de sabores y tradiciones que hacen que nuestra cocina sea única en el mundo.

¿Si pudieras darle un consejo a los futuros cocineros del mañana, que les dijeras?

Bueno, pienso que deben de tener conciencia que las cosas no suceden de un día para otro. Hoy en día hay muchos cocineros que quieren subir posiciones en un dos por tres y no quieren hacer el trabajo duro que requiere este arte. Todos quieren ser Chefs, nadie quiere ser cocinero y no se dan cuenta que una palabra no puede existir sin la otra.

Y es que, al ser un arte, requiere de mucha práctica. Requiere de muchas horas de hacer lo mismo una y otra y otra y otra vez hasta alcanzar lo más cercano a la perfección de una técnica. Requiere de saber trabajar en equipo, de que te corrija alguien que tiene más experiencia que tú y te abra los ojos. El tiempo te da la experiencia, tienes que hacer tu tiempo. No puedes saltarte los pasos.

IMG_7755-01-01