Una saisita agridulce

Si tuvieras que elegir una combinación de sabores como tu favorito, ¿por qué línea te fueras?

Existen actualmente 5 sabores básicos que podemos identificar:

Amargo

Salado

Dulce

Agrio

Umami

Obvio no tengo que mencionarles que esto es realmente relativo y las condiciones de lo que podemos o no podemos percibir están cambiando mientras escribo estas líneas.

Peeeeero volviendo al tema…

5 sabores básicos. Infinitas combinaciones. Te dicen que solo vas a poder saborear 2 sabores básicos por el resto de tu vida, ¿cuál eliges?

Si les soy 100% sincera me voy, sin dudarlo siquiera, por el dulce y agrio. Creo que es de las combinaciones más clásicas en la cocina y que curiosamente se repite de cultura en cultura. En cada gastronomía hay una salsa o plato al menos que posee esta combinación que aparenta gustarle a las masas.

No se imaginan las veces que un cliente me ha dicho “pero ponle un dulcito al plato que es mi contraste favorito”.

Estaba pensando en eso cuando se me ocurrió la receta de hoy.

IMG_7472-01.jpeg

En foto: Costilla de cerdo horneada en ron especiado, pintado con glaseado de lechosa, hierbas y flores.

Mi gente… que buena taba eta vaina.

La carne estaba suave y jugosa llena del umami natural que tiene consigo el cerdo con una costra dulce y agria del glaseado de lechosa, que contrastaban con lo crujiente y amargo de las hierbas y flores.

IMG_7490-01.jpeg

Pero la salsa agridulce de lechosa se robó el show por completo.

Está para untárselo a todo. Esta salsa va muy bien con carnes rojas, pero también es mejor amiga de las aves de caza como el pato e incluso con una pasta ancha tipo pappardelle.

¡Es por eso que hoy quiero compartir con ustedes esta receta para una deliciosa salsa agridulce de lechosa!

Espero que la disfruten muchísimo ❤

IMG_7498-01.jpeg


Agrodolce de lechosa
Porción: 1 taza

Ingredientes

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 taza de Lechosa en cubos (esta debe estar madura)
2 cucharadas de cebolla blanca en brunoise
1 diente de ajo majado
½ taza de agua
½ taza de vinagre de vino tinto
½ taza de azúcar morena
½ cucharadita de canela
½ cucharadita de comino
½ cucharadita de sal
½ cucharadita de pimienta negra

Procedimiento

Sofreír en una cazuela pequeña los primeros cuatro ingredientes hasta que estén suaves y la lechosa suelte sus jugos. Agregar el resto de los ingredientes y remover. Reducir a fuego alto hasta la mitad del líquido. Llevar a licuadora y procesar hasta tener una salsa sin grumos. Llevar a la cazuela de nuevo hasta obtener una reducción espesa. ¡Servir con Carnes rojas, aves de caza y hasta pasta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s